PorCRISTINA PÉREZ
Segundo encierro bastante limpio pese a la lluvia

JOSÉ ESCOLAR

Sentido I (nº29): 560 kilos, cárdeno bragado

Chulón (nº32): 530 kilos, cárdeno bragado

Churrero (nº36): 555 kilos, cárdeno bragado

Cortijano (nº 55): 610 kilos, negro entrepelado

Dinámico III (nº64): 510, cárdeno bragado

Confitero (nº65): 560, negro entrepelado

El segundo encierro de los Sanfermines 2018 ha estado pasado por agua con los toros cárdenos de José Escolar que han tardado casi 15 segundos en salir de los corrales del gas, una vez lanzado el cohete del inicio de la carrera. El encierro ha sido bastante limpio con tres heridos por contusiones y los astados casi no se han resbalado pese a la lluvia intensa en las calles de Pamplona.

La salida de los corrales ha tenido suspense con problemas para abrir la puerta y los escolares que se hacían los remolones para abandonar el redil en su cuarta participación en los encierros de la capital navarra.

Desde el inicio de la cuesta de Santo Domingo un toro ha encabezado la manada y solo ha cedido el liderazgo puntualmente. Cinco de los astados han corrido juntos pero el sexto se ha quedado descolgado en el Ayuntamiento y ha terminado completando el encierro en 2 minutos y 56 segundos.

En la calle Estafeta se han acelerado las carreras de los cárdenos, con la torada muy compacta lo que ha dificultado que se cuelen los mozos para correr delante de los astifinos. Algunas caídas entre los corredores en Telefónica y ya dentro del coso pamplonés con la arena muy empapada y charcos en el ruedo. El último toro se ha vuelto en la plaza, requiriendo la labor de los dobladores y ha entrado en toriles más de medio minuto después que sus hermanos tras caerse dos veces de manos.

Así te hemos contado el segundo encierro en RNE

Dos de los tres heridos han sido evacuados al Complejo Hospitalario de Navarra, uno con una contusión maxilofacial procedente de la calle Santo Domingo y otro con una contusión con deformidad en una pierna del Ayuntamiento de Pamplona. El tercer lesionado ha sufrido un traumatismo craneal en el tramo de Telefónica y ha sido trasladado a otro centro médico. Otros cuatro heridos leves han sido atendidos en la
enfermería de la plaza de toros.

El subdirector del CHN, Tomás Belzunegui, ha señalado a TVE que los dos lesionados del primer encierro, con una fractura en la tibia y una cornada en el glúteo, han sido operados y evolucionan favorablemente.

En las tres ediciones anteriores, los toros de José Escolar se volvieron a los corrales al poco de lanzarse el chupinazo. Una situación anómala que, por suerte, este hierro abulense no ha repetido este domingo. Esta ganadería tiene una media de 2,66 cornadas por encierro, con una duración promedio de 3 minutos y 36 segundos en el recorrido. Los toros que han corrido oscilan entre los 510 kilos de Dinámico III y los 610 de Cortijano.

El encierro de los Sanfermines de 2017 fue peligroso, repitiendo la crónica del año anterior, con un toro que se dio la vuelta en dirección a los corrales. Hubo dos mozos heridos por asta de toro -uno en el glúteo, el otro en un brazo- y otros ocho contusionados. Los animales fueron muy veloces en una carrera muy concurrida.