El Museo Municipal de Albacete acogió ayer tarde la Gala de Entrega de los Trofeos Taurinos de la Feria de Albacete de 2016, en la que el matador de toros Rubén Pinar recibió el XLII Trofeo Dámaso González como máximo triunfador de dicho ciclo.

 

Rubén se mostró satisfecho y emocionado por el galardón recibido, ya que “son muchos años toreando en ferias en mi tierra y hasta ahora no lo había conseguido”.

 

El diestro de Tobarra también explicó que este reconocimiento le anima para continuar con una carrera a la que le ha dedicado toda su vida.

 

El albaceteño volverá al coso manchego en el Festival del Cotolengo y además le esperan compromisos importantes en Francia y Madrid, donde espera rubricar el buen momento que atraviesa tal y como demostró en este serial albacetense y que, como indicó el concejal de asuntos taurinos Manuel Serrano, quedó grabado en la retina de todos los asistentes.

 

Al acto, presentado por el crítico taurino Pedro Belmonte y enmarcado dentro de las actividades organizadas con motivo del centenario de la plaza de toros de Albacete, asistieron diversas autoridades locales así como miembros del jurado y un gran número de profesionales y aficionados del mundo del toro.

 

El resto de los galardones entregados fueron los siguientes:

 

  • XXVI Trofeo al novillo más bravo: ‘Salamandra’, de la ganadería de Guadaira, lidiado en quinto lugar el 13 de septiembre por el novillero Luis David Adame.
  • XXIX Trofeo al toro más bravo: ‘Jilguero’, de la ganadería de Montalvo, lidiado en cuarto lugar el 14 de septiembre por Sebastián Castella.
  • XII Trofeo a la mejor faena de la Feria: Alejandro Talavante, por la realizada a ‘Espadachín’, de la ganadería de Garcigrande, el 15 de septiembre.
  • XXXIV Trofeo a la mejor estocada: la ejecutada por Sebastián Castella a ‘Zagalín’, de la ganadería de Montalvo, el 11 de septiembre.