Volvían los toros a la localidad albacetense de Ontur tras varias temporadas de ausencia y lo hacían a lo grande, como debe ser, con buen ambiente en los tendidos y el triunfo de la terna compuesta por los matadores de toros Rafael Rubio “Rafaelillo”, Rubén Pinar y el rejoneador Mario Pérez Langa que se enfrentaron a astados de Los Ronceles consiguiendo abandonar el coso manchego a hombros tras repartirse un total de ocho rejas y un rabo. Un cartel muy acertado y confeccionado por la nueva comisión de fiestas con el empresario taurino Antonio Soler con motivo de las fiestas mayores de primavera en honor a San José del municipio.

 

El gran triunfador de la tarde fue Rubén Pinar al cortar dos orejas de su primero y dos y rabo en el que cerró el festejo, volviendo a rmanifestar el buen momento que atraviesa, así como la madurez y la gran capacidad con la que se enfrentará a los importantes compromisos adquiridos para esta temporada, como su cita en la plaza más importante del mundo, Madrid, en la Feria de San Isidro y ante el legendario hierro de Miura el 11 de junio. Un torero para seguir y para tener muy en cuenta, que podría volver a poner el nombre de Albacete en el lugar que se merece. El torero manchego supo extraer lo mejor del noble quinto que quizá en manos de otro no se hubiese visto dado que el animal no es que fuese un ejemplo de casta y bravura. Faena inteligente, de buen sabor y gran capacidad la que llevó a cabo Pinar. Lo recibió con temple y se adornó por chicuelinas de manos bajas. En la suerte de varas lo midió con buen tino Daniel López y con la franela lo bordó el matador. Series lentas, ceñidas, con mucho gusto y torería por ambos pitones que el respetable supo acompañar y reconocer solicitando el máximo número de trofeos tras el remate final con una buena estocada y que finalmente concedió el presidente. También demostró solvencia ante su primer oponente al que desorejó, un animal más descastado y que llegó con poca fuerza a la muleta, no obstante Rubén supo mantenerlo y consiguió extraerle buenas tandas por ambos pitones que rubricó con la espada.

 

Los dos ejemplares que le tocaron en suerte a Rafaelillo fueron similares en hechuras y comportamiento, ambos embistieron bien de salida pero llegaron muy justos a la muleta. El murciano se mostró solvente y templado tanto con el percal como con la franela sin dejarse nada en el esportón y demostrando que da igual la categoría de la plaza en la que torea, consiguiendo dos trofeos de su primer oponente y uno del segundo.

 

Completó la terna el joven rejoneador Mario Pérez Langa, que con una buena cuadra, en la que sobresalieron “Melendi” y “Algemesí”, demostró una buena doma y paseó dos orejas del único ejemplar que toreó.

 

 

FICHA DEL FESTEJO:

 

Domingo, 19 de marzo de 2017. Plaza de Toros de Ontur (Albacete). Casi Lleno. Cuatro toros de Los Ronceles para la lidia y a pie y un novillo del mismo hierro para la lidia a caballo

 

Mario Pérez Langa (rejoneador): dos orejas

Rafael Rubio “Rafaelillo”: dos orejas y oreja

Rubén Pinar: dos orejas y dos orejas y rabo