Rubén Pinar fue herido por el cuarto toro de la tarde sufriendo dos heridas que le impidieron continuar la lidia. La terna exhibió firmeza y voluntad sin que ninguno de los toros de los cuatro hierros que se lidiaron les permitiera la menor opción.

Sergio Serrano confirmó con muchas ganas, sin dejar pasar un turno de quites y con momentos puntuales de brillantez. Lamelas se la jugó con dos “pájaros”, de la misma forma que lo hizo Rubén Pinar.

 

Nº 42, Draculero, negro, 518, 1/12
Pitos
Nº 60, Milanero, negro listón, 585, 3/12
Silencio
Nº 4, Cocinosito, castaño, 512, 10/11
Palmas
Nº 24, Limpio, negro listón, 560, 10/11
Silencio
Sobrero de El Cortijillo
Nº 41, Musiquero, colorado chorreado en verdugo, 529, 10/11
Pitos
Sobrero de Conde de Cabral
Nº 14, Caldereta, negro, 525, 11/11
Silencio

PARTE MEDICO

 

Dos heridas por asta de toro, una en tercio inferior cara posterior muslo derecho (hueco poplíteo) con una trayectoria ascendente de 15 cm que contusiona nervio ciático común y arteria y vena poplítea causando destrozos en músculos isquiotibiales. Otra en tercio cara anterior pierna izquierda de 10 cm que afecta a tejido celular subcutáneo. Es intervenido quirúrgicamente en la enfermería de la plaza de toros. Trasladado al hospital San Francisco de Asís. Pronóstico grave. Fdo:Dr García Padrós.

IMG-20160925-WA0013