Rubén Pinar ha logrado cortar tres orejas; Andrés Palacios un trofeo y Miguel Tendero fue silenciado y cogido en el que cerraba plaza

Al primero de la tarde lo entendió bien Andrés Palacios que le dio distancias y supo embarcarlo en la muleta tanto por el pitón izquierdo como por el derecho. Cuajó hasta cuatro tandas en redondo muy bien ejecutadas, encajado y llevando al toro y al natural, aunque el toro fue menos claro, también le cuajó dos series con hondura y buen toreo. Mató de estocada tardando en doblar. Cortó una oreja.

Cortó Rubén Pinar al segundo un trofeo que tuvieron que ser dos pero el presidente no quiso considerar la petición del público. Este de La Quinta peleó en un solo puyazo con bravura en el caballo y propició el lucimiento de Carretero en banderillas. Ya en faena, Pinar entendió perfectamente al toro, acertando en las distancias, alturas y en el modo de llevarlo en la muleta. Actuación sobre ambas manos en la que sobre todo se lució y gustó en varias tandas al natural. Oreja.

El tercero fue el menos santacoloma de los lidiados hasta el momento. Flojo y sin muchas condiciones, con él, Tendero intentó cuajar faena siendo prácticamente imposible. Duró muy poco el de La Quinta que no humilló tampoco. El matador sólo pudo intentarlo con solvencia. Estocada y silencio.

El cuarto toro de la tarde resultó noble pero con poca casta y fuerzas. Palacios logró cuajar una actuación en la que toreó con suavidad al de La Quinta, con temple e intentando siempre hacer bien las cosas. Lo mejor lo cuajó al natural aunque siempre de uno en uno pues el toro no dejaba ligar faena. Erró con los aceros y saludó tras la muerte del astado.

Dos orejas logró Rubén Pinar del quinto toro de la tarde. Un astado que fue el de más peso de los lidiados hasta el momento, y que nunca se entregó a pesar del dominio del torero durante toda su actuación. Estuvo valiente y muy inteligente Pinar con este de La Quinta al que le cuajó una faena completa sobre ambos pitones y en las dos distancias, una más larga y después, entre los pitones. Se la jugó con este toro y su exposición, compromiso y entrega le valieron, tras una estocada fulminante, las dos orejas sin discusión.

Al que cerró plaza, el más santacoloma de todos los de La Quinta, Tendero intentó cuajar trasteo y plantar cara a las dificultades que mostró el toro. No se amilanó y se la jugó hasta el percance, al resultar cogido en un instante de su actiación de muy mala manera. Aún así, se repuso el torero y volvió a la cara del animal para rematar su actuación, finalmente silenciada por el mal manejo de la espada pero, posteriormente, despedido con una ovación respetuosa por parte del público mientras pasaba a la enfermería para ser atendido por el equipio médico.

Ficha del Festejo:

Albacete, viernes 8 de septiembre. Primer festejo de la Feria Virgen de los Llanos.Entrada: Algo más de media plaza. Se guardó un minuto de silencio en recuerdo al maestro Dámaso González. Toros de La Quinta.

Andrés Palacios, oreja y saludos

Rubén Pinar, oreja con fuerte petición de la segunda y dos orejas

Miguel Tendero, silencio en ambos.