Por Esther Sotoca

Manzanares cortó cuatro orejas en Albacete después de dos faenas de torería y temple. El primero de su lote fue premiado con la vuelta al ruedo por su calidad, la que el alicantino aprovechó para dejar tandas de empaque y gusto. Con el quinto, que le faltó fuerza, de nuevo dejó tandas de toreo caro. Otra oreja cortó Álvaro Lorenzo al tercero de la tarde, un toro    muy justo de fuerza, con el que el toledano dejó ver sus grandes condiciones toreando muy despacio. Sin embargo el que cerraba plaza no le dio opciones y solo pudo mostrar disposición. Al igual que Ponce, que con un lote de muy pocas opciones no pudo triunfar pero si mostró su entrega. La corrida de Núñez del Cuvillo fue remendada con dos toros de Juan Pedro Domeq, y en líneas generales estuvo justa de presentación y de juego variado.

Plaza de toros de Albacete. 16 de septiembre, novena de abono. Lleno. Toros de Núñez del Cuvillo y Juan Pedro Domeq (1º y 3º) para:

Enrique Ponce: silencio y vuelta tras petición.

José María Manzanares: dos orejas y

Álvaro Lorenzo: oreja y ovación.

1 (1) 1 (9) 3 (7) 2 (8) 5 (6) 4 (8) 6 (7) 7 (7) 8 (6) 10 (8) 9 (6) 17 (8) 12 (9) 11 (8) 19 (8) 18 (8) 22 (7) 20 (8) 21 (7) 23 (7) 24 (7) 25 (6) 27 (6) 29 (6) 28 (5) 26 (7)