Ferrera da una vuelta al ruedo en el cuarto tras firmar una faena enjundiosa

Por Carlos Crivell

El primero del festejo fue devuelto por inválido. El de Victoriano del Río, alto y de fuerzas justas, entró dos veces al caballo. Protestado por el público por su falta de fuerzas, fue devuelto a los corrales. En su lugar saltará el primer sobrero del hierro de Toros de Cortés.

Al sobrero, del hierro de Toros de Cortés lo recibió con calidad Ferrera. Recibió el toro dos varas aunque sin pelear y tras brinda a la plaza, el extremeño logró cuajar una faena con tres tandas de derechazos ante una embestida descompuesta. Más lúcida la segunda tanda con la mano baja. De peor condición por el izquierdo logró dos tandas sin posible templanza. Buena estocada y ovación y saludos desde el tercio.

El segundo de la tarde estuvo mejor hecho, más bajo, que los anteriores. No se lució Manzanares con el capote y a punto estuvo de derribar el toro en la primeras vara. Se arrancó alegre al segundo puyazo aunque cabeceó y salió suelto. Buen puyazo de Paco Maria. Fue difícil el toro en la muleta, colándosele primero al diestro y no dejando de mirar. Tandas con la derecha en el inicio resultando volteado en la tercera aunque se levantó Manzanares y siguió valiente en el toreo en redondo. También firmó naturales de buen gusto en el transcurso de la faena. Acabó parado el toro y remató el alicantino su actuación de pinchazo y estocada casi entera. Saludos desde el tercio.

Más recortado y bizco del derecho el tercero del festejo, se mostró alegre en el capote de Roca Rey que toreó con buen gusto a la verónica. Galleo por chicuelinas con torería llevando al de Victoriano del Río al caballo donde recibió una vara trasera y otra segunda con bravura. Faena comenzada de forma explosiva en el centro del ruedo con estatuarios y uno por la espalda que remató con el de pecho. Siguió sobre la diestra con la mano muy baja y muy ligado siempre, rematando con largura con los de pecho. Naturales en una loseta, muy ligados y con temple, en los que Roca Rey se adaptó al buen ritmo del toro. Acabó con pases por alto. Estocada algo atravesada tardando en doblar el toro. Muerte de bravo. Una oreja tras aviso y ovación al toro.

Más terciado en comparación con los anteriores fue el cuarto. Buenos lances de capa de Antonio Ferrera. El de Victoriano del Río recibió dos varas de bravo y lo supo aprovechar el extremeño que le cuajó una faena de menos a más a este buen toro. Tandas con la derecha llenas de expresión y acento. Toreo con la izquierda con los vuelos, muy templado. Adornos variados con molinetes y ayudado por bajo con pases de pecho ligados sin moverse. Faena larga rematada con una media atravesada y descabello. Vuelta tras leve petición con un aviso.

El quinto de la tarde fue un toro largo y bien hecho. Suelto de salida tomó la primera vara en el picador de reserva y cumplió en la segunda. Faena de Manzanares a un toro que siempre embistió a cabezazos y con mal estilo. Lo intentó el alicantino por ambos pitones pero el animal acabó rajado. Media estocada y silencio.

Salió el que cerró plaza con poca fijeza. Larga en el tercio de Roca Rey. Tomó las varas sin fijeza, en terrenos de sol. Manso e informal, el toro se rajó pronto. Recibió Roca Rey un golpe en la rodilla a comienzos de faena y muy cerrado el toro y entregado el torero, el peruano logró naturales de mucha garra. Sobre la diestra no obedeció y salió suelto hacia las tablas. Se metió en los terrenos del toro y muy valiente enjaretó circulares invertidos de más entrega que resultados. Estocada trasera y descabello. Palmas tras aviso.

Sevilla. Real Maestranza de Caballería. Domingo de Resurreción. Cinco toros de Victoriano del Río y uno de Toros de Cortés (5º) desiguales de presencia y juego variado. Bravo el tercero y noble el cuarto, siendo resto complicados. Antonio Ferrera, saludos desde el tercio y vuelta tras leve petición con un aviso; José María Manzanares, saludos desde el tercio y silencio; Roca Rey, oreja tras aviso y palmas tras aviso. Entrada: “No hay billetes”. Se guardó un minuto de silencio tras el paseíllo por los ganaderos Victorino Martin, Domingo Hernández, el puntillero Lebrija y el delegado Miguel Ángel Ocaña.