El primero de lidia ordinaria, de Las Ramblas, manseó en el caballo aunque luego se recuperó en banderillas y sirvió en la muleta de Cayetano. Ante él, el diestro le cuajó una faena completa sobre ambos pitones aunque de intensidad irregular por el comportamiento informal del toro que en ocasiones se mostraba tardo y en otras más franco en su embestida. Mató mal en el primer encuentro y de una estocada entera al segundo intento que le valió un trofeo.

Manso de libro resultó el que saltó en tercer lugar y tampoco hizo buenas cosas en banderillas pero los misterios del toro hicieron que el de Las Ramblas cambiara a mejor en el último tercio y con un torero maduro y en sazón como lo es López Simón, se vio una faena llena de gusto, temple y arte por ambos pitones. Se gustó el toreo que le fue dibujando el toreo en redondo y al natural, aprovechando la movilidad del toro. Se metió en terrenos compremitos con mucho temple y cuajó un trasteo profundo, fundamentado sobre la ortodoxia del toreo. Media estocada, tardando el toro en en caer, enfrió el ambiente para lograr un doble trofeo que se quedó en una merecida oreja.

 

Con el cuarto de la tarde Hermoso de Mendoza tuvo que vérselas con un toro deslucido que se paró desde que salió de chiqueros. Lo intentó el navarro que tuvo que emplearse a fondo para levantar la faena y, con autoridad y maestría, logró momentos lucidos que malogró con los aceros. Silencio.

Manso el quinto de la tarde fue de imposible lucimiento para su matador, Cayetano. No pudo hacer faena de triunfo pues el toro de Las Ramblas, sin recorrido ni transmisión no tuvo ni una embestida. Lo intentó sobre ambos pitones y terminó por abreviar. Saludos de despedida.

Cerró el festejo un nuevo manso de Las Ramblas que tampoco dio opciones al triunfo de López Simón quien acariciaba la puerta grande tras cortar un trofeo a su primero. Con éste solo pudo estar esforzado, valiente y tesonero buscando un lucimiento no fue posible porque el toro siempre se defendió, embistió a ratos sin clase y acabó además, desfondado. Imposible relanzar así una faena de triunfo. Silencio.

Albacete. Sábado 16 de junio de 2018. Corrida de ASPRONA. Toros para rejones de Fermín Bohórquez y para la lidia ordinaria del hierro de Las Ramblas

Pablo Hermoso de Mendoza, saludos desde el tercio y silencio

Cayetano, oreja y saludos

López Simón, oreja y silencio