Almodóvar del Campo volvió a rendir un nuevo homenaje a dos toreros castellano-manchegos, como son Manuel Amador y Rubén Pinar. De nuevo, Almodóvar volvió a volcarse con estos dos espadas, quienes en su turno de intervenciones repasaron toda su trayectoria profesional, destacando los momentos más amargos que han sufrido, y de la que por suerte se han repuesto, con coraje y valentía.

El momento más entrañable llegó cuando se visualizaron las imágenes de Amador en Almodóvar (en su antigua plaza portátil), en el año 1992, así como la actuación de Rubén Pinar en el año 2010 en esta población manchega, ya en plaza estable. Amador quiso agradecer a la afición almodovareña el trato recibido, vanagloriándose de contar con un público tan bueno y tan entendido. Así, como agradeció la presencia del señor alcalde de Almodóvar del Campo, D. José Lozano; con estas palabras: “el apoyo de las instituciones, es a día de hoy, muy importante y es un pasito más, en lo que a respaldo a la fiesta de los toros”.

Pinar finalizó su intervención agradeciendo el cariño y la buena acogida, que habían tenido. Mostrándose ilusionado por la próxima temporada, y de volver a hacer el paseíllo en Almodóvar del Campo. De la que aseguró: “es una plaza con un encanto especial y una afición muy entendida y especial”. Finalmente, se les entregó un reconocimiento por su trayectoria, y lo más importante; el recibir un baño de cariño de todo un pueblo, Almodóvar del Campo.