Tarde muy calurosa (normal en esta época en la Región de Murcia) la de hoy en Archena, donde, comenzando por el final, los tres novilleros salieron en volandas por la puerta grande al finalizar el festejo. Un festejo que, aparte los protagonistas que se enfundan el vestido de luces, ha tenido un incidente que dice mucho a favor del empresario Antonio Soler, ya que al entrar al caballo el cuarto de la tarde, éste se ha roto completamente un pitón, el público ha reconocido de inmediato que ha sido durante la lidia y no ha protestado ni un sólo espectador, pero el empresario, a sabiendas de que no tenía la más mínima obligación y conociendo igualmente que el cambiar el novillo sería a cuenta de su bolsillo, ha optado por indicar al palco que, por favor, sacase el pañuelo para devolver el novillo. Se ha matado a este y ha salido otro en su lugar. Para mí personalmente, una acción digna de quitarnos el sombrero. ¡Ole empresario!

 

Pero centrémonos en la novillada. Abría plaza el venezolano Manolo Vanegas, mostrando sus cualidades y dando las razones correspondientes del por qué está en estos momentos en el segundo lugar del escalafón. Ante un noble novillo, falto de fuerzas y que parecía preparado para rejones, Venegas ha estado sencillamente muy bien, de manera especial toreando al natural, con pases parando el tiempo y gustándose. Mató de buena estocada y paseó las dos primeras orejas de la tarde.

 

En el segundo de su lote, se ha lucido ya con el capote, donde ha estado variado y con mucho gusto, luego, tras brindar al empresario, ha barrido literalmente el albero, bajando la mano y obligando al buen novillo en todo momento, estando bien por ambos pitones, dando muestras de que puede ser de esos toreros que tengan mucho que decir en el futuro. Tras una gran estocada paseo nuevamente dos orejas.

 

Hoy hemos visto a dos Juan Francisco, en el primero la responsabilidad de su debut, y los nervios han podido con él, no ha llegado a entender al novillo que tenía delante y se le ha escapado, le ha faltado al torero confianza en él mismo, no estando tampoco acertado con los aceros ha escuchado una cariñosa ovación del público que ha saludado desde el tercio.

 

En el quinto de la tarde si ha salido el Fernández de la Torre que quiere ser torero, se ha olvidado de su cuerpo, ha comenzado la faena de muleta a pies juntos con gusto, luego le ha dado unas tandas por el pitón derecho de mucho mérito, con la zurda también ha tenido buenos momentos, pero ante todo en este novillo si le hemos visto actitud. La actitud que se tiene que tener siempre cuando uno confía en sus posibilidades y cree en lo que quiere  y ahora sí, el de Cehegín ha creído en él y se lo ha sabido transmitir al público. Tras pinchazo y estocada ha paseado merecidamente las dos orejas.

 

Completaba el cartel el novillero sin caballos, alumno de la Escuela Taurina de Madrid, José Nicolás, al cual le hemos notado que sigue progresando dentro de lo que aún es su aprendizaje, ha estado bien ante un buen eral, que ha sabido llevarlo bien en todo momento. Muy bien por el pitón derecho y a fuerza de intentarlo ha conseguido sacarle una tanda buena por el izquierdo, donde el novillo protestaba siempre y tiraba la cara arriba, pero ha sabido a base de pasárselo que terminase entrando por los dos pitones. Media estocada en el sitio ha sido suficiente para pasear las dos orejas, tras la vuelta al ruedo, algo exagerada para mi, del novillo.

 

Destacar también el buen gusto en sus dos quites del novillero Alfredo Bernabeu. Así con un gran par de banderillas de Carlos Pacheco en el segundo de la tarde.

 

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Archena

Media entrada

Novillos de Buenavista, correctos de presentación salvo el lidiado en primer lugar.

– Manolo Vanegas.- 2 orejas y 2 orejas

– Fernández de la Torre (debut).- Ovación y 2 orejas

– José Nicolás (s/c).- 2 orejas