El matador de toros madrileño Alberto López Simón y su hasta ahora mentor, Curro Vázquez, han dado por concluidas las relaciones de apoderamiento que les han mantenido unidos los dos últimos años. La decisión se ha tomado “por ambas partes de una manera cordial y dentro del respeto”, según se ha informado a través de un comunicado de prensa.

El diestro de Barajas, por su parte, quiere agradecer a Curro Vázquez “su trabajo y apoyo personal”