Anoche el Teatro Circo de Albacete volvía a lucir sus mejores galas para acoger el Pregón Taurino de la Feria de Albacete, esta vez realizado por el reconocido presidente de la Asociación de Amigos de los Teatros Históricos de España (Amithe), jurista, profesor universitario y escritor albaceteño Javier López-Galiacho.

La gala, en la que se ha congregado representantes políticos, profesionales y numerosos aficionados hasta llenar el aforo, ha sido presentada por el periodista taurino Pedro Belmonte.

En un discurso brillante y emotivo, el pregonero estructuró su intervención en tres partes, comenzando por las ferias taurinas de su juventud, señalando que “me iba a la plaza de toros a ver salir a los toreros, yo era el niño que hacía horas de cola en las taquillas para sacar las entradas, aquel niño que iba a las tertulias«, sin faltarle  enumerar a toreros entonces en activo como auténticas grandes figuras que ha dado nuestra tierra: Dámaso González, como Antonio Rojas, Antonio Poveda, Manuel Amador padre, Ángel Rafael, Sebastián Cortés y un largo etcétera. Continuó López-Galiacho con la reivindicación de la fiesta de los toros en la sociedad actual resaltando que “la tauromaquia es una pasión en mi vida, es una escuela de valores que me ha servido para seguir progresando personalmente” y concluyó con un llamamiento para pasar a la acción y garantizar así su futuro.

Por su parte, el alcalde de Albacete, Vicente Casañ, ha reconocido que “hoy es un día muy especial, en el que arranca la Feria Taurina de Albacete” orgulloso de representar a todos los albaceteños y agradeciendo la labor de López-Galiacho, a quien considera “un maestro, un embajador de Albacete representa la cultura de nuestra ciudad”.