Alejandro Gardel será apoderado por el taurino S. García Tamarit tras llegar a un acuerdo sellado con el clásico apretón de manos.

El novillero madrileño natural de Pinto, con raíces toledanas y sevillanas, fue apoderado hasta su fallecimiento por el Maestro Don Sebastián Palomo Linares, al que le estima un profundo respeto y cariño por los conocimientos y consejos recibidos que siempre le acompañarán y formarán parte de su carrera y su vida.

De ahora en adelante, Alejandro Gardel, ha considerado oportuno que sea Don S. García Tamarit el que gestione su carrera taurina, persona a la que le une una gran amistad e inquietudes profesionales, con la confianza y el fin de labrar juntos un futuro que le permita repetir y ampliar los éxitos y triunfos conseguidos, llevándole a lo más alto del escalafón de los del castoreño, así como plantearse metas más altas en tiempos venideros.