El matador de toros Francisco Lama de Góngora y el ganadero Guillermo García Palacios han decidido ir de la mano profesionalmente a partir de este momento. De este modo, García Palacios se ocupará de la carrera del torero tanto en la temporada americana como en la próxima campaña europea.

El vínculo profesional nace de la buena relación personal que ambos mantienen desde que Lama de Góngora era novillero, asegurando el diestro que en numerosas ocasiones recurrió a Guillermo en busca de consejos para su carrera. De este lazo de amistad surge ahora un apoderamiento que han sellado con un apretón de manos y al que no han puesto fecha de caducidad.

La intención de torero y apoderado es hacer una campaña en América que tenga el suficiente eco y más tarde ser tenidos en cuenta en la temporada española y francesa. En este sentido, está previsto que Lama de Góngora toree en plazas destacadas de la temporada mexicana, para lo que cuenta con el apoyo de Casa Toreros gracias al vínculo de amistad de García Palacios con Juan Pablo Corona.

Lama de Góngora lleva dos años toreando en país azteca, adonde decidió viajar ante la falta de contratos en España y donde está forjándose como torero desde el esfuerzo y la dedicación absoluta a su profesión.