15 Festejo de abono. Sábado 16 de abril de 2016.

Juan José Padilla ha abierto la Puerta del Príncipe tras cortar tres orejas a su lote en la corrida de Fuente Ymbro. El torero jerezano ha derrochado entrega durante toda la tarde, brillando en todos los tercios y cuajando la que hasta ahora es su actuación más completa en Sevilla, que le ha permitido cumplir el sueño de salir a hombros por la puerta de los elegidos. También El Fandi tocó pelo en el sexto, mientras que Finito se fue de vacío sin tener mucha ayuda en su lote.

FICHA:

Se lidiaron toros de Fuente Ymbro, bien presentados y de juego variado.

Finito de Córdoba, silencio y silencio.

Juan José Padilla, oreja y dos orejas.

El Fandi, palmas y oreja.

Más de tres cuartos de entrada en tarde amenazada por la lluvia.

 


 

IMG_2249El primero de la tarde salió corretón y suelto y Finito lo intentó con el capote. El toro denotó falta de fuerza en los primeros compases de la faena y el torero de Córdoba lo sacó a los medios y lo cuidó en la primera serie. Por el izquierdo el toro se defendía y le puso en apuros, desarmándolo. Con la derecha, y a base de sobar con temple, dio algunos muletazos estimables sin que la faena despegara. Mató de pinchazo y estocada. Silencio.

El segundo de su lote fue un toro flojo que perdió las manos ya en el comienzo de faena a pesar de que Finito no lo forzaba. Logró mantenerlo en pie, pero el toro no prestaba emoción a lo que hacía el torero. Hubo algún muletazo con compostura con la derecha y también al natural, pero sin que la faena pudiera remontar vuelo. Mató de estocada. Silencio.

IMG_2259Padilla apostó fuerte y se fue a portagayola en el segundo, dando después otra larga cambiada de rodillas y lanceando con decisión a un toro que se iba suelto. El de Fuente Ymbro fue castigado con contundencia en el caballo, del que también huía. En banderillas no se arrancaba y a Padilla le costó ponerlas, destacando el segundo y el tercer par, ambos al violín. Comenzó la faena de rodillas y el toro buscó chiqueros al segundo muletazo, teniéndolo que perseguir el torero. La primera serie fue ligada y templada. Sonó la música y siguió por ese pitón una tanda más. Por el lado izquierdo el toro se defendió más y volvió a la diestra, apurando las últimas embestidas en terreno de cercanía. Terminó con manoletinas y doblones y mató de estocada, logrando una oreja.

En el quinto se fue de nuevo a la puerta de chiqueros y toreó templado a la verónica. El toro se fue suelto del caballo y El Fandi le hizo un quite por navarras rematado con un recorte. Padilla se lució en banderillas con un toro que ayudó más que su primero. Y otra vez se la jugó en el inicio de faena citando de rodillas desde lejos a un toro al que le le costaba descolgar. En las series con la derecha el toro repitió y siguió la muleta y Padilla lo ligó aunque al de Fuente Ymbro le costaba humillar. Por la izquierda el toro era más complicado y la faena bajó en intensidad, pero terminó adornándose con ayudados por alto y molinetes que caldearon el ambiente. Otra vez se fue detrás de la espada y amarró el triunfo. El público pidió con mucha fuerza las dos orejas que el presidente concedió. Había logrado abrir la Puerta del Príncipe.

El tercero no permitió el lucimiento en el capote, también distraído y mansito. Picó bien Juan de Dios Quinta y El Fandi hizo un quite por chicuelinas rematado con media de rodillas. En banderillas sobresalió en el primer par de la moviola y en el tercero, de dentro a fuera al violín. Brindó al público y el toro le apretó con brusquedad en el inicio de faena. No fue un buen colaborador este tercero, al que le intentó sacar partido con buen oficio pero sin obtener resultado positivo con un animal parado, mirón y a la defensiva. Mató de estocada casi entera. Palmas.

IMG_2279Espoleado por el triunfo de Padilla, El Fandi se fue a portagayola a recibir al sexto, pero el toro se frenaba y no pudo lucir con el capote. Volvió a lucirse en banderillas y comenzó la faena de rodillas y buen toreo por bajo. Las dos primeras series fueron ligadas con la derecha. Pero fue al natural cuando llegaron los mejores momentos, bajando la mano el Fandi y respondiendo el toro de Fuente Ymbro. Al final de la faena el toro acabó algo rajado. El Fandi se adornó y la estocada cayó algo desprendida. El público pidió la oreja y el presidente la concedió..