Juan Bautista ha cortado la primera oreja a pie de la feria gracias a una faena elegante, llena de toreo de clase y temple. La remató con una muy buena estocada recibiendo y paseó la oreja de un magnífico toro de Montealto. El cuarto no le dio opciones de abrir la Puerta Grande.

Morenito de Aranda sufrió una enorme paliza del segundo, un toro vibrante. Aparte de eso, protagonizó momentos de mucho interés, toreando con gusto en el toreo fundamental y en los adornos. Se la jugó con el quinto, un toro deslucido, con el que Morenito completó una tarde de gran esfuerzo sin recompensa.

José Manuel Mas, sin un gran lote, no demostró mucha confianza. Ejecutó un buen volapié para matar al tercero pero le sonaron los tres avisos antes de que pudiera finiquitar al sexto.