Fortes ha vuelto a pasar por quirófano para solucionar unas pequeñas complicaciones derivadas de la cornada que sufrió en la plaza de toros de Madrid durante la Feria de Otoño. Tras las últimas revisiones médicas, los doctores que le están atendiendo, decidieron intervenirle de nuevo puesto que la herida no terminaba de cicatrizar correctamente. El torero malagueño ha sido operado en el hospital San Francisco de Asís de Madrid bajo anestesia local y se le ha descubierto tejido necrosado en el tobillo que estaba impidiendo la correcta cicatrización de la herida. A pesar de este pequeño contratiempo, la recuperación del torero avanza correctamente.

Fortes fue operado el 5 de octubre de una fractura de Maisonneuve en la pierna derecha, una lesión poco común que consiste en una rotura del peroné en la que al mismo tiempo se desgarran la sindesmosis y la piel interósea entre la tibia y el peroné a la altura del tobillo; es decir, una rotura de unos ligamentos que unen la tibia y el peroné con el tobillo. Se mantienen los tres meses de recuperación que preveían en su momento los doctores y el torero espera poder reemprender la actividad a comienzos del próximo año para estar al cien por cien para el inicio de la temporada.