El autor, dramaturgo y director Salvador Távora ha fallecido en la noche de este viernes en Sevilla a los 88 años. Távora dedicó su vida artística al teatro andaluz, que renovó incorporando elementos de la cultura popular como el flamenco y la Tauromaquia, por lo que fue todo un referente para los aficionados en el mundo teatral.

En el mundo del toro son conocidísimas sus obras Carmen (1996) y Don Juan en los ruedos (2000), en las que el toro y el caballo eran actores principales, incluso dentro de la representación teatral tenía lugar la lidia de un toro. En esta última, Don Juan en los ruedos, participaron el diestro Javier Conde y el rejoneador Ángel Peralta, no sin polémica, puesto que fue prohibida en Cataluña, donde finalmente la justicia le dio la razón.

Fueron obras que recorrieron todas las plazas más importantes de España, donde Távora ponía en escena todos sus conocimientos taurinos, puesto que él también se vistió de luces. Fue novillero en la década de los 50. Vistió por primera vez el traje de luces el 17 de junio de 1951, con el nombre de “Gitanillo de Sevilla”, apadrinado por Rafael Gómez “El Gallo”. Su última actuación vestido de luces fue aquella fatídica tarde en Palma de Mallorca en 1960, en la que actuaba como sobresaliente y tuvo que matar el toro que acabó con la vida del rejoneador Salvador Guardiola.

Nacido en 1930 en el popular barrio del Cerro del Águila, fue Medalla de Oro a las Bellas Artes, Medalla de Andalucía en 1991, Hijo Predilecto de Sevilla y Premio Max de Honor en 2017. El cuerpo de Távora se encuentra en el tanatorio de San Jerónimo de Sevilla, donde está siendo velado por familiares y amigos.