El peruano cuajó una grandiosa y emocionante faena en La Malagueta tras ser cogido de forma muy violenta y espectacular.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de Toros de Málaga. Lleno. Toros de Garcigrande y Domingo Hernández.
Morante de la Puebla: bronca tras tres avisos, ovación y silencio en el que mató por Roca Rey.
El Juli: silencio y silencio.
Roca Rey: gran ovación mientras era conducido a la enfermería.

Tras las pertinentes y exhaustivas pruebas médicas realizadas al matador de toros Andrés Roca Rey en el Hospital Parque de San Antonio de Málaga, se descartan lesiones internas en el cuerpo del torero.

El torero limeño presenta dos severos traumatismos a consecuencia de la gran paliza sufrida; uno en el abdomen y un traumatismo craneoencefálico, por lo que permanecerá ingresado en la UCI durante 48 horas y en observación, a la espera de conocer la evolución de sendos traumatismos. Roca Rey permanecerá estabilizado y sedado.

Además, hay que señalar que el peruano fue atendido en la enfermería de la plaza de toros de Málaga de una herida inciso-contusa en tercio externo izquierdo del labio superior que interesa a piel con una trayectoria de unso dos centímetros y mucosa gingival, unos 4 centímetros de longitud en su parte interna. Sin pérdida de piezas dentales.