El Club Taurino de Cehegín vivió el pasado sábado una velada entrañable en el restaurante La Muleta con la celebración de la cena de gala que suponía la apertura del IV Ciclo Taurino Cultural, así como la entrega en su segunda edición del Premio Morisco y otras distinciones de la temporada 2018.

Este año el Premio Morisco recayó en Emilio de Justo, reconocimiento que recogió el propio torero en una gala que presentaron al alimón María García Sánchez y el periodista Pepe Castillo Abreu. La nómina de reconocimientos fue extensa. APLAUSOS recibió una mención especial por su labor informativa tanto en el semanario como en su edición digital. Otros galardonados fueron el aficionado Luis Crespo (entregado a título póstumo dado su repentino fallecimiento hace tan solo una semana), el Club Taurino de Lorca, los novilleros sin picadores Cristóbal Ramos “Parrita” y Jorge Martínez, el matador de toros Antonio José López “El Rubio”, el banderillero Pascual Mellinas, la Fundación Toro de Lidia y el matador local David Fernández. La catedrática María Verónica de Haro de San Mateo fue nombrada Socia de Honor.