El respeto y el cariño que la afición y los profesionales del mundo del toro le han tenido al matador de toros Dámaso González ha vuelto ha demostrarse una vez más en su ciudad natal, Albacete.

Una multitud de personas se han reunido en la puerta grande de la plaza de toros, donde se encuentra ubicado el monumento al maestro albacetense, para rendirle homenaje en un día tan señalado como el de la celebración del festival taurino a beneficio de la institución Sagrado Corazón de Jesús, comunmente conocido como “El Cotolengo”, a la que el gran Dámaso ayudó siempre que pudo.