Victorino Martín, presidente de la Fundación Toro de Lidia, ha comparecido este martes en la Comisión de Cultura y Deporte del Senado. Victorino ha defendido la fiesta de los toros en la cámara alta con un discurso claro y reivindicativo“Comparezco en mi condición de ganadero, pero comparezco sobre todo como presidente de la Fundación del Toro de Lidia, una entidad de la sociedad civil que representa a todo el mundo del toro, tanto a los profesionales como a los millones de amantes de la cultura del toro en sus múltiples expresiones. La del toro en la plaza, pero también la de los bous al carrer, los cortes y los recortes, la de los correbous, los encierros, el toro de cuerda, la sokamoturra o tantas otras. El toro vertebra desde hace siglos nuestro territorio”, ha comenzado el presidente de la FTL en su exposición.

Victorino Martín ha reivindicado la fiesta de los toros, en todas sus vertientes, como parte de nuestro folclore, y ha destacado la relación del ser humano con los animales en nuestra sociedad actual, alertando del peligro que supone el animalismo para la sociedad actual. El animalismo es una ideología que, con diferentes matices, impone que los hombres no tienen derecho a utilizar animales para ninguno de sus fines. El animalismo nos quiere poner en pie de igualdad a hombres y animales”, ha advertido, y ha continuado: “El animalismo, tengámoslo claro, es en nuestra opinión una filosofía absolutamente incompatible con nuestra cultura, con el humanismo mediterráneo. El animalismo supondría una hecatombe cultural, económica y ecológica. El animalismo es la aniquilación total y absoluta de nuestra cultura y también de nuestro mundo rural, con toda su cultura material e inmaterial, con ese acervo de maneras de hacer, de decir, de cantar, de bailar o de sentir. El animalismo no es cuidar gatos y perros, el animalismo quiere aniquilar la España rural, así de simple, así de claro, así de rotundo. Y cualquier partido que apoye estas opciones ideológicas, será corresponsable de ese intento de destrucción.

El presidente de la FTL ha puesto en valor la relación del mundo del toro con los animales. “Tenemos los seres humanos, desde luego, una serie de deberes éticos con los animales, faltaría más. Y esos deberes los tenemos muy presentes en el mundo de la Tauromaquia, que a nadie le quepa la menor duda. Tenemos presentes esos deberes desde que son cuidados en nuestras dehesas durante años, hasta que mueren en la plaza, en el marco de un rito centenario, rodeado de respeto y admiración”, ha señalado.

LA TAUROMAQUIA ES CULTURA

“La Tauromaquia es el regalo cultural de España a la humanidad”, así de claro ha sido Victorino Martín al defender el carácter cultural de la Tauromaquia. “La UNESCO solo pone una línea roja para que una expresión cultural sea admisible, la de los derechos humanos y libertades fundamentales. Y la Tauromaquia, obviamente, no trasgrede esa línea roja”. El presidente de la FTL ha ahondado en ese aspecto: “La cultura ni se crea ni se destruye por decreto, sino que es el producto del tiempo, de la creación de unos y de la asunción por un pueblo de esas creaciones”.

“Y comprendo que sigue flotando una pregunta que no acaba de tener respuesta: ¿es necesaria la Tauromaquia? Pues, no estoy muy seguro… ¿Es necesaria la danza? ¿Es necesario el teatro? ¿Son necesarias las diferentes expresiones culturales?¿Podríamos haber avanzado como especie sin la pintura cubista o sin la música rock? ¿Son necesarios Goya, Falla o García Lorca? Quizá podríamos haber existido sin alguna de estas cosas. Seguramente. Pero indudablemente el mundo sería un lugar mucho más pobre. Como sería más pobre el mundo si no existiera la Tauromaquia”, ha añadido Victorino Martín, que ha trasladado un mensaje a los senadores: “Señorías, sean dignos representantes de su pueblo y luchen por la Tauromaquia, con orgullo, como patrimonio cultural común de la humanidad”.