El matador de toros albacetense Rubén Pinar ha recibido hoy el alta hospitalaria en la Clínica San Francisco de Asís de Madrid, donde ha estado ingresado desde el gravísimo percance sufrido en Las Ventas el pasado 12 de octubre.

El diestro, cuya recuperación está siendo lenta pero favorable, ha estado atendido en todo momento por el cirujano jefe del coso madrileño, el doctor Máximo García Padrós, el cual, ayer mismo, le retiró los drenajes.

En estos momentos, el torero está siendo trasladado en ambulancia a su localidad, donde proseguirá con la revisión de las heridas, atendido por los doctores Pascual González Masegosa y Jesús Cuesta, responsables del equipo médico de la plaza de toros de Albacete.

Pinar resultó cogido por su primer toro de Partido de Resina el pasado domingo en Las Ventas. En la enfermería fue intervenido quirúrgicamente por herida por asta de toro en el tercio superior de la cara interna del muslo derecho con dos trayectorias; una de 25 cms. hacia arriba que contusiona el isquion y otra hacia atrás de 20 cms. que bordea el fémur produciendo destrozos en los músculos abductores y contusiona paquete vasculonervioso.

Rubén Pinar quiere aprovechar la ocasión para agradecer la profesionalidad, dedicación y trato recibido por todo el equipo médico, así como las numerosas muestras de cariño, apoyo y respeto recibidas por parte de compañeros de profesión, aficionados taurinos y todos los que se han preocupado por su salud, tal y como él mismo lo ha hecho en un vídeo difundido a través de las redes sociales en sus perfíles en Facebook e Instagram.