El Ayuntamiento de Valencia, que en varias ocasiones se ha mostrado públicamente en contra de la Tauromaquia, está elaborando una nueva normativa para la Empresa Municipal de Transporte (EMT) en la que pretende terminar con la publicidad de toros y circos en los autobuses, pantallas y marquesinas, según publica el periódico 20 minutos. El nuevo texto incluirá un código ético en el que se prohíbe la publicidad “contraria a la legalidad, a los principios constitucionales y a las normas de convivencia”, según el citado medio, y en él se haría hincapié expresamente en las corridas de toros, circos con animales, armas y publicidad sexista