Abría plaza el toricantano Diego Carretero que toreó a la verónica de manera acompasada en su apertura de capote. Posteriormente brilló en unu ajustado quite por chicuelinas. Brindó el toro de su doctorado a su apoderado Luis Rubias. Carretero realizó una faena aseada por ambos pitones que tuvo temple y empaque. Mató de pinchazo y estocada.

Diego Carretero se convirtió a la postre en la agradable sorpresa de la tarde. El toricantano recibió al sexto de la tarde con tres largas cambiadas en el tercio dentro de un recibo muy variado y con mucho sabor. Brindó la muerte de este toro a José María Manzanares antes de realizar una gran faena toreando sobre ambas manos en la que todo lo hizo con mucho sentido, gusto y sabor, calando desde el inicio en el tendido.

Del recibo de capote de Morante de la Puebla al segundo de la tarde, destacó la media verónica de remate. El inicio de faena con ayudados por alto, plenos de sabor y torería, rematados con un pinturero molinete y un buen pase de pecho, fue lo mejor del trasteo del de la Puebla. El diestro no se acopló a la embestida del de Juan Pedro que soltaba la cara al final de cada muletazo. No anduvo a gusto Morante que despachó a su enemigo de pinchazo, estocada y descabello.

Tampoco tuvo opción Morante con el cuarto de la corrida con el que se estrelló por su escasez de fuerzas. Se mostró airoso con el capote en algún lance aislado y un quite por chicuelinas. Con la muleta hizo lo posible por mantener en pie al de Juan Pedro en una faena que solo dejó detalles. Mató de dos pinchazos y media.

No tuvo opción de lucimiento José María Manzanares con el primero de su lote. La falta de condición del de Juan Pedro Domecq, impidió que el alicantino, a pesar de intentarlo, pudiese construir faena. Mató de dos pinchazos y estocada.

Manzanares toreó con gusto a la verónica al quinto de la tarde. El animal que tuvo buena condición, permitió al alicantino realizar una faena de gran nivel en la que alternó el toreo por ambos pitones, muy templado, de mano baja y llevando al animal muy embebido en la franela. Destacaron tres naturales que fueron un prodigio. Rubricó su obra de un soberbio volapié

Alicante. Sábado 23 de junio de 2018. Feria de Hogueras. Toros de Juan Pedro Domecq, correctos de presentación y, salvo 5º y 6º que tuvieron buena condición, resultaron muy deslucidos. Morante de la Puebla, palmas y silencio; José María Manzanares, silencio y dos orejas; Diego Carretero, que toma la alternativa, oreja y dos orejas. Entrada: Más de tres cuartos.

Tras el paseíllo, el Club Taurino de Alicante hizo entrega a José María Manzanares el premio que lleva el nombre de su padre que le distingue como el autor de la Faena más Artística de la Feria de Hogueras 2017.