La terna se reparte seis orejas de una corrida del Conde de Mayalde

Por Julio César Sánchez
Sábado 07 de abril de 2018

El primero de Mayalde fue un toro colorado, precioso de hechuras por bajo y conformación de pitones. Encastado. Buen recibo a la verónica de Eugenio de Mora y faena de mando a un toro codicioso aunque rebrincado. Lo mejor llegó sobre la mano diestra y tuvo un menor acople en el toreo al natural. Se mostró De Mora a buen nivel en su actuación, que remató de una estocada entera desprendida.

Oreja para Juan del Álamo del segundo de la tarde tras firmar una faena de toma y daca frente a un toro encastado de Mayalde. Del Álamo logró un mayor acople por el pitón derecho, lado por el que destacó la longitud y trazo de los muletazos sobre la limpieza. Rubricó su actuación con una estocada entera algo trasera y tendida que le valió el trofeo.

El tercero de la tarde resultó complicado por rebrincado e incierto. Ante él, Román le cuajó una faena de larga duración que no tuvo brillo posible pero que siempre estuvo presidida por la decisión con la que estuvo el diestro valenciano. Ovación con saludos tras dos avisos por el desacertado manejo de los aceros.

Firme y con mando se mostró Eugenio de Mora en su trasteo al cuarto del festejo, cuajando una faena de mando y mano baja ante un toro encastado que se dejó, sobre todo, por el pitón derecho. El poder del toledano se impuso a la estética en una actuación rematada con una buena estocada, entera y arriba, que necesitó del descabello.

Juan del Álamo firmó ante el quino, un toro con buena condición por el pitón derecho, una faena de pundonor y entrega, de trazo largo en su primera parte, y con más temple en su tramo final. Dejó media estocada y tuvo que descabellar hasta en tres ocasiones, lo que no fue impedimento para lograr cortar un nuevo trofeo.

Salió Román buscando el triunfo ante el sexto, un toro noble pero justo de fuerza que punteaba y se defendía. El valenciano le cuajó una faena en la que supo aprovechar la condición del toro, cuajándole derechazos aislados muy templados. Volteado al entrar a matar pero sin consecuencias, cobró una estocada entera y arriba al segundo intento que le valió las dos orejas y la salida por la puerta grande junto a De Mora y Del Álamo.

Toledo. Sábado 7 de abril de 2018. Festejo a beneficio de ASPAYM. Toros de Conde de Mayalde, bien presentados aunque desiguales. Resultaron encastados los lidiados en primer, segundo y cuarto lugar y justos de fuerzas el resto. Nobles en términos generales. Eugenio de Mora, oreja con petición de la segunda y oreja; Juan del Álamo, oreja y oreja; Román, ovación con saludos tras dos avisos y dos orejas. Entrada: Casi media plaza. Se guardó un minuto de silencio en recuerdo de Ángel Peralta.