El diestro David Mora y el matador de toros, empresario y apoderado Jorge Arellano, han cerrado un acuerdo de apoderamiento en el que vuelven a unirse con las miras puestas en el regreso de David a las plazas más importantes y a las primeras ferias del calendario.

El acuerdo se ha producido con el clásico apretón de manos y por tiempo indefinido.