21 Festejo de abono. Domingo 5 de junio de 2016.

David Martín ha sido el triunfador de la novillada celebrada esta tarde en Sevilla al hacer interesantes faenas en sus dos novillos y cortar una oreja y dar una vuelta al ruedo. Su entrega y las buenas maneras de su toreo le valieron el reconocimiento de la afición de Sevilla, que ya le vio triunfar en esta plaza sin caballos. También dio una vuelta al ruedo Miguel Ángel Pacheco en el quinto novillo, mientras que Diego Fernández se fue de vacío en una tarde en la que destacó el buen juego de la novillada de Guadaíra.

FICHA: 

Se lidiaron novillos de Guadaíra, de buen juego en conjunto.

Diego Fernández, silencio y silencio.
Miguel Ángel Pacheco, silencio tras dos avisos y vuelta al ruedo.
David Martín, vuelta tras petición y oreja.

Casi media plaza en tarde calurosa. Saludó en Banderillas David Sevilla. David Martín fue atendido en la enfermería de “policontusiones y herida contusa en cara interna del muslo derecho que no le impide continuar la lidia”

CRÓNICA:

David Martín ha logrado triunfar en Sevilla en la que era su presentación con picadores en esta plaza. Lo ha hecho a base de entrega y de mostrar el buen corte de toreo que atesora. Con ambas armas ha conseguido dar una vuelta en su primero y cortarle una oreja al segundo de su lote.

Diego Fernández estuvo entonado con el capote en el primero de la tarde. En la faena comenzó intentando alargar la embestida del novillo por el lado derecho en tres series en las que hubo muletazos de buen trazo. Cuando cambió a la zurda el novillo ya se había agotado y la faena tocó a su fin. Mató de estocada fulminante. Silencio.

El cuarto se paró mucho en los primeros tercios, pero en la muleta tuvo movilidad, aunque metiéndose y sin la necesaria entrega, lo que no dejó al torero palentino confiarse por completo. Diego Fernández lo intentó por los dos pitones con oficio pero sin lograr que la faena levantara vuelo. Su labor fue silenciada.

No hubo lucimiento en el recibo de capa de Miguel Ángel Pacheco al segundo de la tarde. El novillo tuvo movilidad en la muleta y Pacheco se acopló bien al natural en las primeras series. También lo hizo con la derecha, aprovechando que el buen novillo de Guadaíra repetía las embestidas con gran clase. Sonó la música y la faena mantuvo el tono hasta que finalizó con bonito toreo por bajo. Falló con la espada y fue incluso volteado cuando intentaba descabellar, sonando dos avisos.

Pacheco comenzó la faena al quinto de rodillas en los medios, dando una primera serie vibrante. Después lo toreó por ambos pitones en una labor aseada y correcta, acompañada por la música. Este fue otro de los novillos destacados de Guadaíra que permitió un triunfo que el novillero de La Línea no acabó de conseguir. Mató de pinchazo y estocada y le pidieron la oreja, pero sin la suficiente fuerza, de modo que todo quedó en vuelta al ruedo.

David Martín ya dejó su tarjeta de visita en el quite que le hizo al segundo de la tarde, siendo ovacionado. En el primero de su lote se fue a portagayola, resultando arrollado por el novillo, por fortuna sin consecuencias. Después le dio lances y remató con un bonito recorte. Empezó la faena con dos pases cambiados por la espalda y con la derecha corrió bien la mano y compuso en algunos muletazos. La segunda serie fue más compacta y reunida y sonó la música. Cambió a la zurda y hubo menos limpieza en los muletazos, logrando subir el tono de nuevo con la derecha, sobre todo en la última serie después de reponerse de un golpe en el costado que sufrió al intentar rematar un muletazo por la espalda. Falló con la espada en el primer intento y en el segundo resultó cogido. Aguantó en el ruedo hasta que el novillo cayó y después dio la vuelta al ruedo.

Tras ser reconocido en la enfermería, pudo salir a matar al sexto, un novillo que se defendió en la muleta y al que supo bajarle la mano para someterlo. Martín tragó primero con la derecha en muletazos que resultaron muy ajustados. También estuvo firme al natural con un animal cada vez a menos al que logró sacarle todo el partido. Fue una labor de mérito y valor que terminó con luquesinas antes de matar de estocada. Le fue concedida una oreja, único trofeo de esta tarde en Sevilla.