Se han entregado en una multitudinaria gala celebrada en Casino Primitivo de Albacete

Por Redacción APLAUSOS

Los salones del Casino Primitivo de Albacete han acogido este viernes los premios de la pasada Feria Taurina de Albacete 2017 en un acto en el que se ha rendido sentido homenaje al maestro Dámaso González.

Con motivo del XX Aniversario del Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca, se entregaron los Premios Taurinos Samueles que en esta edición han recaído en:

– El XII Premio Taurino Samueles ’A la Faena más Completa’, al diestro Rubén Pinar, por la realizada al toro ‘Sabor’, de la ganadería de Torrestrella, el 12 de septiembre, y que fue su segundo de la lidia.

– El XII Premio Taurino Samueles ‘Al Toro más Bravo’, a ‘Sabor’, de la ganadería de Torrestrella, lidiado el 12 de septiembre por Rubén Pinar (el segundo de su lote).

– El XII Premio Taurino Samueles ’A la Mejor Suerte de Varas’, a Daniel López, por la suerte realizada el 12 de septiembre a ‘Puntilloso’ (de la ganadería de Torrestrella) bajo las órdenes de Rubén Pinar.

– Y finalmente, Mención de Honor a título póstumo al maestro Dámaso González, fallecido el pasado 27 de agosto de 2017, que siempre fue integrante de este Jurado.

Al acto asistieron diversas personalidades de todos los sectores de la vida política, económica, financiera, social, empresarial, jurídica y profesionales del mundo del toro entre los cuales estuvieron Samuel Flores Victorino Martín y los toreros, Enrique PonceCurro DíazSebastián CortésManuel Amador (padre)Manuel de PazAntón CortésSergio SerranoSergio Martínez, entre otros profesionales del mundo del toro.

Asimismo también participaron en el acto el Alcalde de Albacete, Manuel Serrano; el Delegado del Gobierno en CLM, Manuel González Ramós; el Delegado de la Junta de Comunidades de CLM en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos; el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de CLM, Vicente Rouco; el Vicepresidente III de la Diputación de Albacete, Alberto González; el Vicerrector de Investigaciones Científicas de la UCLM, Julián Garde; el Presidente del Partido Popular de CLM, Francisco Núñez… así como alcaldes, concejales, diputados, senadores y otros representantes del ámbito político institucional de Albacete y Castilla-La Mancha.

Durante el homenaje a Dámaso GonzálezManuel Lozanorealizó un discurso lleno de emoción y cariño que puso a flor de piel los sentimientos de las más de doscientas personas que llenaban el salón/restaurante del Casino Primitivo de Albacete, siendo esta la síntesis de su intervención:

“Pequeño de estatura, grande, muy grande de corazón y actitud, muchos toros te superaban en estatura. Recuerdo como en el año 1993, en una corrida de la Feria de San Isidro del 2 de Junio, con toros de la ganadería de tu gran amigo y compañero Samuel Flores, “Pitero”, que así se llamaba tu segundo que te tocó en suerte, y cuya impresionante presencia, digna del encaste “Samueles”, puede ser el prototipo de “toro perfecto” por su gran trapío y sus enormes arboladuras, te superaba en altura. Sin embargo aquel día, con 44 años de edad, diste al mundo taurino una lección de entrega, pundonor, actitud, generosidad y, una vez más, demostraste tu vergüenza torera.

La Plaza de las Ventas se llenó hasta la bandera para ver la corrida de toros de ese día; 24 mil espectadores, y el público con ganas de ver toros y toreros. La corrida de Samuel Flores levantó una expectación extraordinaria, y la terna de lidiadores la encabezabas tú con Luis Francisco Esplá y Óscar Higares. A “Pitero” le cortaste una oreja de ley, de esas orejas que ponen a los aficionados los bellos de punta, la sensibilidad a flor de piel, de las que hacen afición. Si no llegas a pinchar en tu primer intento hubieran sido dos orejas… por lo menos. En cualquier caso, esa faena tuya dejará marcado ese día como la de aquel torero de La Mancha, llamado Dámaso González, que más allá del valor natural que se presupone a cualquier torero, marcó un hito histórico en cómo y de qué forma ponerse delante de un toro, y no de un toro cualquiera sino de aquel impresionante “Samuel” cuyas hechuras parecían más de un ciervo que de un toro bravo. Un toro de cartel que el gran pintor Pablo Picasso hubiera querido como modelo de cualquiera de sus óleos.”