“Crisol” es el nuevo proyecto de Enrique Ponce, así lo ha desvelado el torero de Chiva en la entrevista publicada esta semana en la edición en papel de Aplausos dentro de sus extras resumen de temporada. Su pretensión es fusionar la pintura, la música y el toreo en una plaza de toros. Un espectáculo novedoso que mantiene la esencia de la Tauromaquia. El propio Enrique explica esta idea: “Es como lo de Istres, pero mucho más fuerte e importante en el sentido del sonido, la orquesta, el tenor o la soprano que acompañe en ese momento, los coros… Pienso que Crisol es algo extraordinario y me gustaría presentarloel año que viene en dos o tres plazas. En esa labor estoy, aunque depende mucho de los empresarios que quieran hacerlo. Creo que sería algo especial, dentro de la esencia de lo que es una corrida de toros, porque si hay alguientradicional y purista en ese sentido soy yo, y así lo llevo demostrando 30 años, pero una cosa no quita la otra. Quien quiera criticar este tipo de espectáculo que planteo, es cosa suya, al que no le guste que no vaya. Creo que puede ser muy emotivo y bonito, poder torear al compás de esta música. Incluso se puede cantar entre toro y toro, pero algo de calidad”.