El Club Taurino ‘Almodóvar’ valora el espectacular cartel de la novillada que el próximo 19 de marzo acogerá Almodóvar del Campo. El principal anhelo de la entidad es que los tendidos de ‘Las Eras de Marta’ estén a rebosar esa tarde de san José por parte de la afición de toda la provincia, en pos de respaldar al empresario en el deseo consistorial de institucionalizar este festejo extraordinario cada año en la Feria de Marzo, como inicio grande de temporada en toda Ciudad Real.

Para ello, como explica Carmelo García, presidente del Club almodovareño, qué mejores alicientes para ello que la presencia de “las dos máximas figuras de la novillería del escalafón actual”, como son Ginés Marín y David de Miranda. Ambos van a tomar este año sus respectivas alternativas, ahora en Nimes el primero de ellos y en las colombinas onubenses de agosto el otro.

Con ellos estará el joven daimieleño Carlos Aranda, “al que deseamos que su concurso en este cartel le sirva de trampolín también para poder triunfar y que así nuestra provincia pueda tener un futuro matador de toros”, en palabras de un García que también destaca la presencia de ejemplares de procedencia Marqués de Domecq bajo el hierro de Dolores Rufino.

Junto al interesante cartel, otro de los incentivos tendentes a tratar de colgar el aviso de ‘no hay billetes’ serán los populares precios que se han establecido, con una entrada de tendido general de 18 euros, dos menos en el caso de jubilados y gratis los menores de catorce años. Los socios del Club Taurino ‘Almodóvar’ tendrán también la ventaja de pagar solamente 15 euros.

Las entradas se pondrán a la venta ya en la jornada de vísperas, el viernes 15 de marzo y con la Feria de Ganado ‘La Cuerda’ en plena efervescencia de visitantes. Por eso también se programa en el cartel taurino el desencajonamiento de los novillos para esa tarde previa en el Multifuncional, a las cinco de la tarde.

“Serán desembarcados en el ruedo para que todo el mundo que quiera ver los ejemplares pueda hacerlo”, explica García. Transcurrido un tiempo sobre el albero, los animales serán conducidos a corrales. Normalmente, este momento se produce a través de una manga lateral del recinto que no perciben los curiosos, pero en este caso la maniobra se quiere hacer cara al público.

El deseo de Carmelo García es que, conjugados cartel, precios y desencajonamiento, esta novillada que con picadores regresa a Almodóvar del Campo nueve años después, dé pie a su continuidad y pueda establecerse como norma cada mes de marzo, de manera que sirva para levantar por todo lo alto el telón de la temporada en la provincia y con las máximas figuras de la novillería del momento.

Por eso, “haría una petición a los aficionados de la comarca, de la provincia y particularmente de la capital, que tan deseosos estamos de novilladas, para que vengan a disfrutar de ella y así la pudiéramos consolidar año tras año. Y para eso la respuesta del público es la que manda, porque si no asistimos pues no se volverá a repetir”, augura.

El presidente del Club Taurino ‘Almodóvar’ considera que de obtener el refrendo de los aficionados “el empresario volverá a programarla el año que viene y así, dentro de nuestra Feria de Marzo sería bonito contar siempre con un festejo taurino de este cariz ya consolidado que, por otro lado, creemos que es lo suyo para nuestro pueblo puesto que en septiembre ya están los festejos mayores”.

Carmelo García no tiene por menos que agradecer en este sentido el interés y esfuerzo que cada año hace el promotor Jorge Buendía para con la plaza almodovareña y también el apoyo que el Ayuntamiento y el equipo de Gobierno que encabeza José Lozano está haciendo a favor de la fiesta. “A ambos los animamos a seguir en esta línea”.

El Club Taurino ‘Almodóvar’ se lucía este pasado domingo con gran brillantez en la acogida y coordinación del acto de presentación de este cartel que brinda Taurina de Buendía y que, con la organización del Ayuntamiento, contó con la participación del propio Aranda, el empresario Jorge Buendía y el alcalde José Lozano, ejerciendo nuevamente de maestro de ceremonias Roberto García-Minguillán de Gregorio.