Coso de La Caverina de Calasparra, “Plebeyo” herrado con el nº10, nacido el 4/12, y con la A coronada de la ganadería de Victorino Martín, se ha ganado la vida por petición casi unánime del público asistente a la corrida mixta, conmemorativa del 50 aniversario del primer festejo lidiado por Victorino. Una vida ganada para vivirla como un auténtico Rey en la Finca “Las Tiesas”, donde llegará mañana, y tras ser curado y mimado le esperaran un buen grupo de vacas elegidas para él por el ganadero. Una vida que engrandece la fiesta de los Toros, donde el aficionado disfruta casi hasta el éxtasis cuando sale un toro bravo pidiendo que regrese al campo para perpetuar esa preciosa especie.

 

Pero, comencemos por el principio. Tras un respetuoso y sentido minuto de silencio en memoria de Víctor Barrio, que en su día consiguió en esta población el prestigioso galardón de la “Espiga de Oro”, abrió plaza el torero de linares Curro Díaz, uno de esos toreros que tendría que estar en todas las ferias por su concepto y ejecución del toreo. En su primero nos ofreció unas verónicas de gran calidad, para ya con la franela en la mano regalarnos unos naturales de ensueño y cuando ya pensaba todo el graderío en verle con las dos orejas en las manos, llegó un auténtico “sainete” con el estoque, como decía en una ocasión un figurón del toreo a un torero murciano en Madrid “no se puede torear mejor ni se puede matar tan mal”, teniendo que conformarse con saludar desde los medios y tener que pasar por la enfermería con un buen puntazo en la cara y nariz. Se corrió el turno y su segundo salió en quinto lugar, este “Plebeyo” con el que disfrutó Curro toreando y enamoró con su toreo a todos los asistentes. El toro repetía y él bajaba la mano, barría el albero y toreaba con una lentitud escandalosa. Paseo los máximos trofeos tras el indulto.

 

La “bola negra” le salió a Antonio Puerta en el sorteo, un primero donde el de Cehegin, dio unos excelentes pases por el pitón derecho, barría el suelo de La Caverina con gusto y templanza, pero el toro fue a menos y como tardó en caer tras una estocada entera, el público se enfrío y saludó una gran ovación en lugar de pasear las orejas.

 

Soso y sin clase el segundo de su lote – lidado en cuarto lugar – donde Puerta “tragó” como un Jabato, pero sin poder sacar nada del Victorino, escuchando palmas al terminar.

 

Filiberto se despedía hoy como novillero en su Calasparra natal, el tercero de la tarde no le dió opciones con el capote, pero el gran trabajo de Daniel López con la vara consiguió acoplar al novillo, para que Filiberto realizase un buena faena, con gusto y temple y cuando también pensábamos que pasearía las dos orejas, se atrancó con el estoque, perdiendo toda opción.

 

Complicado el que cerraba cartel, pero Filiberto se mostró por encima de su oponente, luciéndose en algunos momentos, sobre todo por el lado derecho, el novillo tardó en caer tras la estocada y paseó una oreja del novillo de su despedida en Calasparra.

 

Saludaron montera en mano: Antonio Cama y Salvador Lobato de la cuadrilla de Antonio Puerta, Oscar Castellanos de la de Curro Díaz y fue ovacionado el picador Daniel López de la de Filiberto.

 

– Para nosotros una lástima el no ver esta tarde el Coso de La Caverina lleno a reventar. La Afición de Murcia y en especial la de Calasparra no han “cumplido” con una gran ganadería y un gran cartel.

 

Ficha del Festejo

Plaza de toros de Calasparra

Tres cuartos de entrada

4 toros y 2 novillos de Victorino Martín. Indultado el lidiado en quinto lugar por Curro Díaz.

– Curro Díaz.- Saludos y dos orejas y rabo (simbólicos)

– Antonio Puerta.- Saludos y ovación

– Filiberto (Nov.).- Ovación y oreja-