Gonzalo Caballero se mantiene consciente, sin fiebre, respirando espontáneamente y con buena evolución de las heridas quirúrgicas, según el último parte médico emitido por el centro hospitalario a mediodía de este martes.

También han empezado a darle alimentación, lo cual es buen síntoma de cara a su recuperación, que se prevé larga, por lo que permanecerá varios días más en la UCI «para vigilancia y hasta consolidación de la mejoría».

Desde Zaragoza, también buenas noticias, Miguel Ángel Perera ha recibido el alta hospitalaria al mediodía de este martes, tras resultar herido grave el pasado domingo en último festejo de la Feria del Pilar maña.

El diestro extremeño va a abandonar el Hospital Quirónsalud de Zaragoza para continuar la rehabilitación ya en su casa.

Perera sufrió una herida por asta de toro a nivel de la unión del tercio medio-inferior de la cara posterior del muslo derecho con orificio de entrada de 7 centímetros y dos trayectorias, una ascendente de 20 centímetros, que dislacera fibras de los músculos isquiotibiales, y otra externa, de 4 centímetros, que se pierde en el tejido celular subcutáneo, tal y como resumió el parte médico emitido por el Dr. Carlos Val-Carreres.